domingo, 13 de marzo de 2016

La prueba del nueve (Alpes Suizos)

La prueba del 9 es una ruta que discurre por Suiza a través de varios de los puertos de montaña más conocidos, así como de una vía tremola aun en uso de manera turística. A través de la ruta vamos a ir pasando de valle en valle y disfrutando de alpes suizos con unas vistas increíbles, varios lagos y algunos glaciares en los que es posible su visita. 
 
Esta ruta debe su nombre a la forma que adquiere al plasmarla sobre el mapa y que aparte se realiza en ese orden, aunque se puede hacer como se quiera. La ruta tiene una longitud de unos 140km así que no es muy larga pero al pasar por sitios pintorescos en los que merece la pena parar es aconsejable destinar una jornada entera, merece la pena.

Nuestra ruta comienza en Fiesch donde nos hemos pasado la noche en el hotel Fiescherhof, un hotel muy acogedor y bien situado. Conviene reservar con antelación ya que estamos en Suiza y la habitación puede salir por 130-150€ la noche en régimen de solo alojamiento. 

Estado de los puertos nada mas salir de Fiesch.

Son las 07:00am, estamos en Suiza así que hemos madrugado para comenzar nuestra ruta. Cerca del hotel hay una gasolinera por lo que aprovechamos para repostar y salir de ruta.

Iniciamos la ruta camino al norte por la carretera 19 dirección Andermatt a través de un valle por el que pasamos por pequeños pueblos, algunos con sus propios remontes que hacen las delicias en invierno. En algunos las iglesias son auténticas obras de arte que acompañan el paisaje.

Con suerte puedes cruzarte con el tren de cremallera que sube hacia Andermatt, única forma de transporte para llegar en invierno cuando la nieve hace acto de presencia.


Llegamos a Ulrichen donde nos desviamos por la Nufenenstrasse para coronar nuestra primer destino del día, el Nufenenpass (2478.m)

Es una subida divertida por un trazado con buen asfalto, curvas enlazadas y vistas increíbles.
Plano de la subida al Nufenenpass.

La subida puede parecer algo corta, por lo que en nada te presentas arriba.




En el alto hay un restaurante desde el que podemos ver la subida que hemos hecho, tomar algo e incluso comprar la típica pegatina para nuestra maleta. 


Vistas desde el parking del restaurante.

A principios de Junio podemos encontrarnos nieve en el alto, incluso el pequeño lago puede estar helado y no verse. La niebla es habitual en este alto, más si cabe a primeras horas, donde las temperaturas suelen ser algo bajas.


Buena pared de nieve en el alto del Nufenenpass.

Continuamos nuestra ruta dirección Airolo, viajando por otro valle por el que vamos descendiendo pasando por algunos pueblos bastante pintorescos.


Ojo con el ganado suelto. 

 Valle por el que pasas dirección Airolo.

 Plano del trayecto entre el Nufenenpass y Airolo.

En pueblo cercano a Airolo podemos encontrarnos al ejército suizo practicando tiro, el campo de tiro se ve desde la carretera.


Oh capitan, mi capitan.

Ejercito suizo haciendo practicas de tiro.
 

Llegamos a Airolo, donde empieza el segundo destino del día, la vía tremola del passo San Gottardo (2106m), una vía adoquinada que se usaba para el tránsito del servicio postal en carruajes tirados por caballos , que por suerte en época estival se puede ver subiendo y bajando. Si por suerte te cruzas con ellos, ten en cuenta que debes detenerte y dejarles pasar ya que tienen preferencia sobre la vía.

 Yo no tuve suerte, pero los vi en el alto descansando.
Túnel de la subida nueva a San Gottardo.

En la entrada de Airolo hay que estar pendientes del trazado, ya que fácilmente te puedes equivocar y entrar por el trazado nuevo que sube por el túnel por lo que te puede tocar dar la vuelta mas arriba para disfrutar de la vía tremola. También te puede pasar como a nosotros que nos encontramos cortada la vía tremola y no quedo mas remedio que subir por el túnel. La anterior vez si pude disfrutar de la subida.

 Vía Tremola.

Paso cortado a mitad de subida.

Parte del trazado de la vía tremola.

El trazado adoquinado tiene unos cinco kilómetros de subida, si esta mojado extrema la precaución por lo resbaladizo que puede ser. Según vas ascendiendo y hechas la mirada atrás, notaras como una sonrisa invade tu cara. Y es que estas en una de las subidas más míticas que hay, junto al Stelvio o la Bonette.

Detalle de la subida completa, son unos 11km.

En el alto hay un gran lago, también hay un museo e incluso una tienda de souvenir's donde comprar la preciada pegatina. Si buscas la señal del alto, hay varias. En el mismo lago a la derecha según has subido hay una de cemento e incluso cerca otra de metal que yo no he visto mas que en fotos, solo me encontraba el palo. Si continuas dirección Andermatt encontraras en el alto una a cada lado.



Vista del lago en el passo de san Gottardo.

 El lago desde el punto opuesto y casi completamente helado.

Antes de marchar puedes acercarte hacia el túnel del tramo nuevo para poder ver la vía tremola desde otro punto de vista, así como sacar alguna instantánea.

Via tremola en todo su esplendor.

Vista del túnel que baja a Airolo.

Según comenzamos a bajar hay un desvío a mano derecha que nos llevará a continuar por la vía tremola en su último trazado dirección Andermatt, hay que aprovechar y no perdérselo.

La bajada es un trazado rápido y de amplios carriles, por lo que en nada te presentas en Hospental y por la ruta 2 llegas a Andermatt donde nos desviamos dirección Zürich.


Estamos en el Cantón de URI, se nota.


Seguimos por la ruta 2 pasando por Göschenen hasta llegar a Wassen donde nos desviaremos por la ruta 11 que nos llevará al tercer destino del día, el Sustenpass. 

Plano del trayecto entre Andermatt y Wassen. 

Al fondo el túnel por el que sube el tren a Andermatt.

Vistas de Göschene.

Iglesia en Göschene.

Si no has comprado la viñeta para las autopistas, ten cuidado porque es fácil equivocarte y entrar en una, si te paran sin ella la multa suele ser de 300CHF (Unos 275€). Por suerte, nosotros no tuvimos ningún problema y no pisamos ni una sola autopista.

 Viñeta necesaria para el uso de autopistas en Suiza.

Continuamos nuestra ruta por la Sustenstrasse, en la que según vamos subiendo podemos ir viendo la silueta de la carretera. También podemos parar en el típico bar motero en una de las últimas curvas, el restaurante Sustenbrüggli, con adornos moteros por doquier.

Plano de la subida desde Wassen al Sustenpass.


Restaurante Sustenbrüggli, lugar motero por excelencia.

Pasamos el túnel y llegamos al alto del Sustenpass, un enorme parking con un restaurante donde tomar algo caliente e incluso comprar un souvenir. También está la señal del alto con alguna que otra pegatina.

Esa redonda me suena....
 



Según comenzamos a bajar, podemos ver el glaciar de Stein. Al que podemos acércanos a ver algo mas abajo, así como al refugio de Tierbergli. Se accede desde unas casas en plena curva, según te acercas se ve la carretera de acceso.

Glaciar de Stein.

Otra vista del glaciar de Stein.

Seguimos descendiendo por la ruta 11 hasta Innetkirchen, este tramo esta lleno de vegetación que te puede recordar a los Pirineos pero que disfrutas como un enano.

Plano de la ruta entre el Sustenpass y el Grimselpass.
 
La naturaleza sigue su curso y el agua también.



Carreteras fantásticas por las que rodar.


En Innetkirchen hay dos gasolineras, son de esas automáticas por lo que si tus tarjetas no se llevan bien puede ser un problema. Por suerte en una de las dos acepta billetes pero sin devolver cambio.

Continuamos por la ruta 6 dirección Guttannen mientras serpenteamos la carretera, curva tras curva. Es un buen trazado de ascensión, que con suerte puedes coger despejado, yo siempre con niebla.

Un mar de nubes que hemos dejado atrás.
 
La niebla es una invitada casi obligada.

 En el alto te puedes encontrar incluso un helicóptero de la compañía eléctrica con patrocinio.

 

R4T patrocinando a los mejores.

Según vamos subiendo veremos varios embalses que llena el río Aar, e incluso hay uno oculto que solo se puede acceder a determinadas horas, el Oberaarsee.

Detalle del horario para pasar hasta el Oberaarsee.

Y ya estamos en el Grimselpass, otro de los míticos puertos Suizos.




Ya en el alto hay un lago y varios restaurantes donde podemos tomar algo así como descansar en alguna de sus terrazas disfrutando del lugar y el aire puro. A principios de Junio es fácil encontrar mucho hielo en el lago.

Estado del lago a principios de Junio.

Así suele estar a finales de Julio.

Justo al empezar a bajar hay una estatua motera, donde hay que hacer la foto de rigor. También encontraremos otra señal de alto de puerto, en este caso la del Grimsselpass (2165.m).

El sumun del postureo en estado puro.

Según comenzamos la bajada podemos ver la silueta de la subida al Furkapass, otro de los destinos del día. También se vislumbra parte de otro encanto escondido.....


Una fiesta de curvas se desde el Grimselpass.

 
Impresionante ver la cascada del Rodano mientras subes hacia Furkapass.

Bajamos por la carretera hasta llegar al cruce donde nos incorporamos a la furkastrasse para subir dirección Andermatt.

 
Plano de bajada del Grimselpass hasta el desvió al Furkapass.

Hacemos una parada en el hotel Belvédère, al lado esta la tienda de souvenir's desde donde previo pago de 6 CHF (Unos 5,50€), podremos entrar en el glaciar de Rodano. Una experiencia que merece la pena, ya que cada vez el glaciar va menguando más y más, como se puede ver en unas fotos allí expuestas.

 Tienda de souvenir's que da acceso al glaciar del Rodano.

Hotel Belvédère, en plena subida.

Glaciar del Rodano.

 En el interior del glaciar del Rodano.

 Este es el túnel del 2014.

Parte del túnel del 2013.

Detalle donde ve hasta donde estaba no hace muchos años.

Con suerte, se pueden ver marmotas en la subida al Furkapass. Nosotros vimos muchas, pero era principios de Junio y no había apenas tránsito de gente. También se puede apreciar la subida del Grimselpass al fondo.

Plano de subida al Furkapass.

 
Una marmota en la subida del Furka.

Silueta de la subida al Grimselpass.

Y tras unas cuantas curvas llegamos al alto del Furkapass (2436.m), otro de los míticos puertos suizos entre los moteros. En el alto es fácil hacer cola en la señal del puerto para sacar alguna foto aunque en Junio no había nadie. No hay ningún comercio por lo que si quieres coger un recuerdo, hazlo en la tienda de souvenir's de acceso al glaciar.

 


Entramos en el Cantón de URI.

Desde aquí ya solo queda ir camino de Andermatt, por lo que haremos el descenso del puerto deleitándonos con las vistas que el paisaje alpino nos regala. 

 Plano del trayecto entre Furkapass y Andermatt.

 Bajada hacia Realp con Andermatt y la subida al Oberalp al fondo.



Pasamos por Realp, para llegar de nuevo a Hospental y de ahí a Andermatt donde seguiremos por la ruta 19 y así completar nuestra prueba del nueve llegando al Oberalpass (2046.m), con una subida divertida y revirada donde es fácil ver el tren de cremallera subir. Un lago corona el alto del puerto, donde un faro nos da la bienvenida.

Vista de Andermatt desde la subida al Oberalppass.



 Vista de la embalse del Oberalppass.


Y desde aquí ya solo nos queda continuar la ruta hasta el siguiente hotel donde pasaremos la noche.

Han sido unos cuantos kilómetros, repleto de muchas sensaciones, lugares, carreteras y muchas cosas que hacen que merezca la pena hacer esta ruta, mas si cabe de esta forma.


Y esto es todo por hoy...

12 comentarios:

PIRATA dijo...

Espectacular ruta, así como la explicacion, los detalles y las fotos.
Enhorabuena por haber podido disfrutar de esa belleza y gracias por compartirlo. Un saludo. (A ver si algún día...)

Shasta dijo...

Gracias Pirata por el comentario. Ahora ya lo tienes mas claro. ;-)

Unknown dijo...

Muy buen reportaje, gracias por compartirlo. Un saludo

Unknown dijo...

veinte veces o mas habre hecho esa ruta y nunca la habian descrito tan bien como tu , gracias por compartirlo
Pedroguzzi

Jesus Aguas dijo...

Guapo el blog.... me encanta Suiza, para mi es uno de los paraísos moteros preferidos. Ya me entran ganas de colver ;-)

Shasta dijo...

Gracias por los comentarios, la verdad es que es un placer leerlos.

fas_sevilla dijo...

Invita a coger la moto y salir pitando para los Alpes

Ramon Alert Rafel dijo...

Fantástico relato, yo estuve hace 3 años y este año volvemos, te quiero preguntar; este año vamos a finales de mayo, tu crees que tendremos problema con la nieve en los puertos ??? Algunos comentan que hasta principios de junio no abren los puertos

Shasta dijo...

Aupa Ramon. La verdad es que en junio acaba la temporada de nieve y es cuando empiezan a abrir los puertos. Para ver los que estan abieryos hay una web donde viene actualizado el estado del puerto y por zona/pais. http://www.alpen-journal.de/alpenservice/alpenpaesse.html Para cualquier duda pregunta que con gusto te responderé.

Francisco José Fernández Gómez dijo...

Muy explicativo y claro, espero poder realizar dicha ruta; gracias

Shasta dijo...

Gracias Francisco José, espero que la disfrutes tanto como yo. ;-)

Hendrik Friedheim dijo...


Wonderful items from you, man. I've be mindful your stuff previous to and you're simply too excellent. I really like what you've got right here, certainly like what you're stating and the way in which you are saying it. You make it enjoyable and you continue to care for to keep it smart. I can't wait to read far more from you. This is actually a great site. gmail log in

Publicar un comentario

 
;