domingo, 9 de abril de 2017

March Moto Madness 2017 (#MMM17)

Llega finales de Marzo y pronto es la Madness, pero esta vez nos vamos de Galicia a Teruel. La cosa promete por lo que hemos oido y algo que hemos visto. 

Este año iré con la gorda pues con el tema de Marruecos el taco esta nuevo asi que veremos que tal va... Nos vamos?


Viernes por la mañana, es pronto y ya tengo todo listo para tirar a Teruel. En nada estoy rodando direccion DimaPass, he quedado con el amigo Aitor en Pamplona para ir juntos a la Madness.


Pasan los kilómetros y llegamos a Zaragoza, de seguido a Belchite que lo tenia en pendientes y  mas adelante parada a comer.


Tras comer seguimos hasta Formiche pero haciendo curvas, como mandan los canones.

Sobre las cinco llegamos a las instalaciones y un nutrido grupo está con los juegos moteros pero pronto pararan ya que la tormenta que se acercaba empieza a avisar.

En nada nos instalamos y seguido estamos regando el gaznate con esa rica cerveza que hace el amigo Ruben, de cervezas Garriela. Poco a poco va llegando la gente, muchos conocidos y otros no. Casi sin darte cuenta ya hay corrillos contando batallas y demas historias.

Mientras, estan preparando las brasas para la cena y es que hoy toca carne asada, costilla, morcillas, chorizo, etc... dieta mediterránea lo llaman.


Tras la cena toca empiltrarse para madrugar aunque se está muy bien cerca de la hoguera.
 

07:00am ring,ring,ring....!!! Suena el despertador del compañero de habitación. Ya es de día, en la calle hace un frio del carajo, pues estamos a casi mio metros de altitud.

Antes de vestirse de romano toca desayunar que luego hay tareas que resultan un tanto complicadas... xDDD


Aún no sé con quién voy a ir pero lo más seguro que sea con Aitor y Oier, o también si nos apuntamos a otro grupo. Al final que mas da, no...


Subo a la explanada y sólo están​ Aitor, Oier y el bueno de Valentín. Hoy la cosa promete, vamos con uno de los transibéricos qué podría pasar...

Empezamos el track A y para variar nos vamos equivocando en los diferentes accesos.


Poco a poco vamos encauzandolo y las pistas se van sucediendo. De momento es un track idóneo para vacas gordas.


Va pasando los kilómetros y el terreno va cambiando, ahora la roca hace acto de presencia el terreno es un poco más abrupto y hay que andar fino con el gas. Seguimos por un bosquecillo que va bajando hasta llegar a un río en el qué por arte de magia o más bien del barro Aitor se espatarra por los suelos. Sin referencia de pasar el río le ha dado por la el lado derecho que era más profundo y al salir le ha derrapado la rueda delantera y ha tocado a besar el suelo.


El resto pasamos sin mayor problema por el lado izquierdo aunque hay que pasar con cuidado ya que cubre tres palmos.



Seguido encaramos una subida bastante rota que nos llevará al alto dónde nos separaremos, el primero va dandole bien al mango y se pasa los cruces, joder Valentin xDDD.


Yo sigo correctamente el track hasta esperarles en la carretera. Llega al grupo y decidimos hacer ya un descanso matutino para desayunar algo más.


Nos desviamos del track hasta llegar a un pueblo que tenía fichado Valentín, donde nos apretamos un bocata jamon que se caga la perra.


Seguimos el track sin mayor problema mas que la galbana que nos queda tras desayunar. Se suceden los kilometros hasta llegar a un desvio que nos lo hacemos recto y nos toca recular o no... Decidimos hacer un poco de fuera pista para atajar, pues no somos los unicos, las huellas delatan a mas compañeros. Vamos pasando uno a uno hasta que sube Aitor, un empujon y pa'rriba.




Continuamos sin pegas más que con alguna colada habitual de Valentín, pero que le vamos a decir si va el primero, es la salsa de esto.


En un tramo nos encontramos un charquillo de barro en el que Valentín le da pero toca revolcarse. Un poco de ayuda para salir y listo.




Oier le da por fuera y Aitor también, yo para honrar a Valentín le doy con decisión y paso sin mayor problema.



Continuamos por largas pistas hasta encontrarnos con un pequeño percance de un compañero francés, con tan mala suerte que ha tenido que venir un helicóptero medico.



Después de eso se te queda el cuerpo un poco asi, pero en nada te olvidas al ir por pistas rapidas que hacen volar la moto.

Parada para comer, no hay menu ni nada pero nos apretamos unos bocatas de aupa. Ya queda poco del track asi que hilaremos finos.

Los siguientes kilómetros se desarrollan por parcelarias entre pueblos que no tienen mayor místerio.


En uno de los últimos kilómetros hay una bajada por una empedrada cuesta que hace las delicias de unos y otros. Para terminar seguimos unas pistas bastante polvorientas que daran por finalizado el track en Formiche pueblo.


Del pueblo tiramos a las instalaciones del camping donde terminaran los juegos moteros. Unos juegos que ayer no pudimos ver pero hoy los disfrutaremos de lo lindo.

El primero es el circuito de habilidad con tiempo, el más rapido gana. Con dos categorías en el que las estrellas son las vacas gordas. Destacar al hombre de la supertenere que la manejaba que daba gusto y sin olvidarnos de Salva con la GS que también hacía lo suyo, que crack!



Seguido teníamos la carrera de lentos, qué grupos de 4 tenían que intentar llegar lo más lento posible al final de la recta. Estuvo interesante sobre todo cuando competían dos flacas con dos gordas.


Y de la carrera de lentos salieron los finalistas para la última prueba, una prueba un tanto alocada. Esta prueba consistía en cazar al otro contrincante, para ello tenían que ir rodeando dos fardos puestos a lo largo y haciendo para ello varios ceros, la diversión estaba asegurada.


Al final ganó el amigo Salva y con una pechada de escándalo, no era fácil perseguir al contrincante a la vez que hacías las curvas cerradas de los fardos con la GS.


Juegos moteros terminados, aparcamos la burra y nos pegamos una buena ducha que ya va tocando. Como si de una iglesia se tratara los alrededores de la carpa congregaban a la gente que esperaba para cenar, servidos con unas buenas cervezas compartíamos los detalles del día y las anécdotas pasadas.



Tras una buena cena en la que había comida para aburrir se sortearon los premios sin tener suerte y volviendo a casa de vacío.
Tras la cena la gente se concentraba delante de la hoguera, se estaba muy bien pero ya era tarde y el cuerpo pedía cama.


El domingo amanecia temprano, con casi todo recogido y la moto preparada haciamos el ultimo desayuno con la gente en el carpa social. Un buen cafe seguido de un bizcocho que ayudaba a empezar el dia de otra manera.


Momento para la foto de grupo...


Y tras abrazos y despedidas dabamos por terminado este MMM17. 

La vuelta a casa fue otra historia, pero nada que ver con la Madness.


Esperando ya la MMM18 #GASSSS


El video de Martín Solana:


El video de Oier Araiz:



Mas info:





0 comentarios:

Publicar un comentario

 
;