miércoles, 23 de julio de 2014

Dia 4 - Briançon (Fr) - Aosta (It)

Amanece en Briançon con un tiempo apacible, hay sol y no llueve. Nos espera una buena jornada de curvas por delante. Hoy tenemos como destino Aosta. Vamos que nos vamos.




Con todo recogido nos acercamos a desayunar y comprar algo de pan para el camino. Como hoy tocan mas puertos de montaña no sabemos donde podremos comer y como en Francia tienen sus horarios mejor no dejarlo a la suerte.




Primera parada en una tienda deportes subsidiaria de Decathlon. Jose antonio y yo necesitamos unas botas ya que las nuestras son calzado bajo y están pasadas por agua, aunque ya estén secas no podemos dejar que pase lo mismo.




Tras buscar algunos modelos waterproof doy con uno que me gusta pero el chico me dice que 46 no le queda de nada..., pues bien empezamos. Mientras Jose Antonio coge las suyas el chico me saca un par del 47 que ha encontrado en el almacén y que casualmente me quedan de lujo, ni algodoncillos ni naaa. Pago y a ponérmelas, son cómodas y luego probaría que no pasan ni las balas. Con un par de bolsas guardo las otras y las pongo con pulpos en la moto. Y a seguir....



Según vamos ascendiendo al Col de Lautaret, (que arriba no hay ni rastro de señal y pone que es un paso, el paso de Lautaret), toca ponerse el traje de agua ya que las nubes no presagian nada bueno y las gotas empiezan a advertirnos.




Del Lautaret nos desviamos para subir el Col de Galibier, otro gran puerto que llegando al alto tiene un túnel para hacerlo mas accesible en invierno. Pero nosotros seguimos hacia arriba y nos dejamos de tuneles....., y para no variar debido al tiempo que tenemos, hay una espesa niebla que nos niega ver todo el esplendor de la zona.







Fotos, fotos y mas fotos......., parecemos japoneses!




Bajada divertida y algo húmeda que nos hace ir cautos aunque paramos a sacar alguna foto mas camino del Col de Telegraphe que esta pasado la estación de sky de Valloire, que nos enrosca en una revirada bajada que esta siendo reformada en muchas curvas y que han levantado el asfalto, así que otra vez buena letra y despacio.



Salimos de la montaña al valle y seguimos por una nacional para desviarnos al valle de Leisaran y ascender al Col que le da nombre y que tan mítico es.


El camino de subida es bueno y esta seco....., pero ya en el final el agua y viento hace acto de presencia, aparte del frio y los 2º que marcaba la moto.



Fotos de rigor y anda!, si son Pep y su mujer, que pequeños son los Alpes. Dentro compartimos charla y disfrutamos de un chocolate que reanima los sentidos y unas onzas de chocolate que están deliciosas. Compartimos itinerarios y ellos ya se desvían de nuestra ruta. Buen viaje compañeros!


Continuamos para bingo...., camino del Petit Saint Bernard y como el gps es muy listo y le decimos la ruta mas corta, pues atajo al canto que nos mete. Tras perder las primeras curvas de subida debido al atajo, nos incorporamos a la carretera y las vistas son increíbles, un mar de nubes inunda el valle y no me resisto a parar y hacer unas instantáneas del lugar.



Llegando a la estación de sky paramos en una curva donde alguien ha dejado su "custom wood bike" aparcada, aunque por el tamaño que gasta debe de ser la del yeti por lo menos..... Jajajajaja!!!



Al lado en una tienda tienen un par de san bernardos en una jaula y son la mar de juguetones eso si mejor no tocar según reza el cartel. En la tienda...., mas sticker's para la colección.



Mientras yo compro y saco algunas fotos, el grupo va subiendo al alto del Petit saint Bernard, donde me están esperando y aun les hago esperar un poco mas...., hay que sacar fotos leñe!



La bajada hacia Italia es divertidisima, tanto que Alex y yo vamos a la par y disfrutando como nunca, y así fue, ya que les sacamos cinco minutos a los otros dos hombrinos.

En La Thuile nos desviamos para subir el Colle San Carlo, que si bien la subida no es "lo mas", el bosque por el que discurre es bonito. Ya la bajada es larga y sinuosa, tanto que Alex me cuenta luego que se ha vuelto a quedar sin freno trasero como en la Bonette. Mientras esperamos a zipi y zape se van enfriando los frenos y recuperan el tacto.



Ya en la zona baja del valle continuamos por la aburrida nacional hasta Aosta donde nos desviamos para subir hacia el Petit Grand Saint Bernard donde en el camino buscamos un mobilehome en los varios camping existentes sin éxito. Nos volvemos a Aosta y en uno probamos suerte donde hay uno libre. Aunque el mobilehome no es una maravilla servirá para pasar la noche.




Una vez instalados y conectados al escaso wifi del camping para dar señales de vida nos acercamos al casco antiguo para dar una vuelta y conocer el pueblo.

Paramos en un bar y pedimos como no, una birra Moretti, recomendada por Alex de estancias anteriores de otros viajes. Y nos sacaron unas tapas, y vaya tapas! Tanto que repetimos ronda y tapas..... Jejejeje...



Los "canis"....

Paseamos por el casco antiguo y vimos un antiguo anfiteatro romano que aun sigue en pie. El recinto estaba cerrado pero se podía sacar alguna foto.








Decidiendo donde cenar y con los sitios a rebosar, pensamos en ir a lo fácil e ir a un chino que había visto antes en la carretera. Donde nos pondríamos hasta el cu*o de comida y un par de cervezas pequeñas....




Después de la comilona, a dormir que mañana sera otro día......



0 comentarios:

Publicar un comentario

 
;