sábado, 26 de julio de 2014

Dia 7 - Uttwil (Ch) - Titisee-Neustadt (De)

Amanece un buen día, un cielo completamente despejado nos recibe en las primeras horas. Una buena ducha despeja la mente y quita la tontería del sueño. Recogemos la tienda, los bártulos y nos ponemos en marcha. Seguimos el camino a través de la carretera 13 dirección Escafusa, en el trayecto paramos en una buena cafetería para desayunar y es que siempre vamos sobre la marcha.


Al lado hay una gasolinera asi que el resto echa gasolina. Estando en la gasolinera un hombre se nos acerca y nos empieza a hablar en castellano, resulta que es un valenciano que está en casa de su hermana aquí en Suiza. Hablamos con él y le contamos hacia dónde vamos así que nos recomienda que visitemos el lago Titise que nos pilla de camino.

Proseguimos hasta llegar a la primera parada del día, las Rhein Fall's o conocidas como cataratas del Rin. Aparcamos en el mega parking de motos y una vez ataviados con buena indumentaria nos vamos dando una vuelta por la zona. Está todo preparado para el turista. Decidimos cruzar el río en una de las barcazas que te dan una vuelta, hay varias rutas disponibles por lo que debes elegir la que se adapte a lo que quieres hacer. 

      

      



      

      

Desde el otro lado del río las cataratas se ven majestuosas. Hay un gran caudal de agua fluyendo constantemente, la verdad es que es una pasada. El ruido del agua es bastante alto y es que con esa caída es normal. Con el buen día que hace la afluencia de gente es muy grande por lo que en los sitios más transitados hay que hacer algo de cola.

      

      

      




Volvemos a cruzar el río en la barcaza y decidimos comer algo ya aquí, son las 12 ya..... Entre una cosa y otra el tiempo se ha pasado volando. Aquí tienen montado unos garitos del copón, todo para el consumo. Yo opto por una salchicha con patatas y algo mas regado por una cerveza.


Una vez listos nos vamos a cruzar la frontera con Alemania para entrar en la selva negra. Justo al cruzar una lluvia incesante nos hace parar en la primera gasolinera, mientras el resto se pone el traje de agua llega un autobús lleno de indios que amablemente piden poder sacar fotos de mi moto, luego uno se monta y como los niños, todos quieren montarse. Al final una foto de grupo y con regalo en forma de bombones que estaba cojonudos.


      

Seguimos camino del lago Titise por la 315 hasta enlazar con la 500. De esta ultima hay una buena ruta para hacer, pero en otra ocasion. Llegamos al pueblo, es una zona muy turística, muy de veraneo por lo que está a rebosar de gente. Buscamos a lo largo del lago, en alguno de los camping disponibles algún mobile-home, al final tenemos suerte y en uno de los camping les queda uno..., no es que sea el mejor pero algo es algo, y más cuando te encuentras al gerente cambiando los amortiguadores en la puerta del camping a su Audi A3.

      

      



Una vez acomodados volvemos al pueblo para dar una vuelta con la casualidad de encontrarnos a los indios de antes por alli. Tras el paseo cenamos en un restaurante unas pizzas increíbles y chupamos cerveza como cosacos. Ya algo doblados volvemos al camping para tomar la última. La ruta de hoy no ha sido muy larga pero los paseos han cundido mucho, por lo que nos recogemos para ir a dormir.

      

      

      

      

      


      


Mañana habra mas.




0 comentarios:

Publicar un comentario

 
;